El BIM en el mundo (I): la Unión Europea

octubre 20, 2021

El BIM europeo avanza. Según datos oficiales, el mercado BIM del viejo continente tenía en 2016 un valor de 1.800 millones de euros. Para 2023 se prevé un crecimiento del 13%, equivalente a 2.100 millones de euros. Por otro lado, se calcula que en un plazo de diez años, a contar desde 2021, la digitalización a gran escala del sector de la construcción no residencial permitirá ahorrar anualmente entre 0,6 y 1,0 billones de euros (entre el 13 y el 21%) en las fases de ingeniería y construcción, y entre 0,3 y 0,4 billones de euros (entre el 10% y el 17%) en la fase de operación.

Además, con el objetivo de gestionar de un modo más eficaz las carteras de activos a lo largo de su ciclo de vida y de mejorar la productividad a través de una mayor digitalización de la industria, la Comisión Europea tiene prevista la aparición de los Digital Building’s Logbooks (cuadernos digitales de construcción). Para ello ha dispuesto una estrategia a través del EU BIM Task Group consistente en la puesta en marcha de DigiPLACE, una plataforma que, según su coordinador, el italiano Alberto Pavan, tiene por objetivo crear un marco de arquitectura de referencia para la plataforma industrial digital del sector de la construcción, basado en un consenso compartido a lo largo de toda la cadena».

Así pues, se espera que el uso de DigiPLACE genere un impacto más que positivo en la productividad y la sostenibilidad de la industria europea de la construcción. Y es que, de hecho, como señala Fulvia Raffaelli, jefa de la Unidad «Tecnologías y Productos Limpios» (DG GROW), los Digital Building’s Logbooks constituyen uno de los pilares de la Renovation Wave for Europe en el marco de las acciones del European Green Deal enfocadas a reducir el impacto ambiental del sector de la construcción.

No obstante, la sostenibilidad no es el único objetivo perseguido por un proyecto que también busca facilitar la difusión de un lenguaje común en el sector de la construcción, preparar el camino para el crecimiento de las ciudades e infraestructuras inteligentes y, sobre todo, reforzar el papel de la UE en el ecosistema global de la construcción. Así las cosas, echemos un vistazo al estado del BIM en los países miembros.

Reino Unido

De todos es sabido que, hasta ahora, el Reino Unido ha sido el líder BIM desde inicios de la década pasada gracias en gran medida a un fuerte y diligente impulso por parte del estado. Así, el sector AEC del país no solo ha asistido a un cambio masivo hacia el BIM, sino que además ha protagonizado algunos de los patrones de crecimiento interanual más altos del mundo.

Y es que, de acuerdo con el portal www.statista.com, el porcentaje de profesionales del sector de la construcción que utilizan BIM en el Reino Unido ha aumentado de un 13% en 2011 a un 73% en 2020. Así pues, aunque el BIM es más popular entre las grandes empresas y proyectos, también se está haciendo patente en las organizaciones más pequeñas.

Otro signo del liderazgo británico es el hecho de que la primera norma internacional BIM, la ISO 19650, haya sido redactada tomando en gran medida las normas británicas como base, concretamente la BS 1192 y la PAS 1192-2.

A partir de estas normas, la UK BIM Alliance, el Centre for Digital Built Britain (CDBB), la British Standards Institution (BSI) y la British Standards Institution (BSI) han colaborado en la definición de un enfoque conjunto y un mensaje unificado para toda la industria. El resultado es el UK BIM Framework (Marco BIM del Reino Unido), que a finales de 2019 vino a sustituir al término “BIM Level 2”, hasta entonces utilizado para definir los requerimientos impuestos por el estado.

Noruega

Noruega es uno de los líderes mundiales en la transformación del sector de la construcción. En 2009, Statsbygg, la Dirección Nacional de Construcción e Inmuebles Públicos, publicó la primera guía estratégica sobre el uso de BIM en Noruega, cuyos contenidos se volvieron de obligado cumplimiento para todos los proyectos a partir de 2010. Por ejemplo, el Manual de Modelado de Información de la Construcción (SBM) de la Statsbygg describe los requisitos BIM, tanto generales como específicos de cada disciplina, en formato IFC. Estos requisitos pueden completarse o modificarse durante los proyectos operativos.

Muchos análisis sitúan a Noruega en lo alto del podio BIM. La explicación reside sin duda en sus tempranas incursiones en la digitalización de la construcción. No obstante, uno de los factores que más favorecen a la buena salud del BIM noruego es la escasa población del país. Con poco más de 5 millones de habitantes, cabe esperar que el sector AEC tenga unas dimensiones proporcionales a la demografía. Por ejemplo, un escollo tan histórico y universal como la resistencia al cambio no plantea en Noruega un problema tan difícil de desenmarañar como podría serlo en países con mercados de la construcción más complejos.

Finlandia

Finlandia es uno de los países pioneros en la implementación de BIM y uno de sus mayores impulsores a nivel mundial. Su precoz uso de los sistemas digitales de modelado, allá por el 2002, y su temprana adopción del IFC la han convertido en una de las naciones más punteras en BIM en la actualidad.

En 2016 nació KIRA-digi, un proyecto creado a caballo entre lo público y lo privado cuyo objetivo es hacer fácilmente accesible la información concerniente a la construcción, al mismo tiempo que desarrolla sistemas interoperables y prácticas armonizadas, e iniciar una serie de proyectos experimentales para crear nuevas innovaciones y negocios.

Hasta la fecha, KIRA-digi ha financiado más de 130 proyectos relativos a ámbitos como la integración y estandarización de datos, el Internet de las Cosas y los nuevos modelos operativos, por ejemplo. Todo ello ha supuesto una aportación de inestimable valor al saber relativo a los métodos operativos del BIM en el país. Finlandia también fue la cuna de uno de los softwares BIM de más renombre, Tekla, actualmente propiedad de Trimble.

Alemania

El AEC alemán está viviendo una transición a los flujos de trabajo basados en BIM. En 2014, tras analizar las razones del fracaso en una serie de proyectos de construcción a gran escala, una comisión nacional recomendó el uso extensivo del BIM con el fin de mejorar la gestión de la complejidad de los grandes proyectos. En consecuencia, el Ministerio de Transporte e Infraestructura Digital de Alemania desarrolló un plan estratégico para la introducción gradual de los métodos BIM en los proyectos públicos de construcción, el BIM-Stufenplan.

Para poner en práctica la hoja de ruta del BIM-Stufenplan, el gobierno alemán licitó un proyecto a gran escala, que ganó BIM4INFRA2020, un consorcio integrado por universidades, consultores, diseñadores, empresarios y abogados que durante el bienio 2017-2019 se dedicó a definir el escenario BIM alemán para el 2020 a través de la orientación y supervisión de proyectos piloto BIM, la publicación de directrices y el desarrollo de una estrategia de base de datos.

Así pues, el proyecto BIM4INFRA2020 supuso un importante hito para la expansión de BIM en Alemania. A principios de 2020 el gobierno alemán creó el Centro Nacional para la Digitalización de la Industria de la Construcción, que continuará el trabajo de BIM4INFRA2020.

Italia

El Programa Nacional de Reforma, aprobado en 2019, contempla la implantación del BIM “para lograr una planificación, ejecución y gestión de la construcción más eficiente e innovadora, con un ahorro potencial de hasta 30.000 millones en la contratación pública”. El objetivo del gobierno es volver operativo el modelado digital en todas las actividades de diseño y seguimiento realizadas por el Ministerio de Infraestructuras y Transportes y por los contratantes.

Otra pieza legal clave en la adopción del BIM en Italia es el famoso Decreto Baratono de 2017, que prevé la implementación progresiva de la metodología en la contratación pública hasta 2025, año en que será obligatorio incluso para obras de un presupuesto inferior al millón de euros.

Por su parte, Assobim, en su Bim Report 2020, revelaba los resultados de un estudio realizado a partir de una nutrida muestra de estudios de proyección y empresas de ingeniería, respecto al conocimiento y el empleo del BIM. Más de la mitad de los encuestados conocía y utilizaba la metodología BIM, mientras que otro 40% aproximadamente la conocía pero no la utilizaba o sólo la utilizaba parcialmente. Sólo un número marginal de operadores (algo más del 10%) la desconocía. En 2020, la cantidad de empresas de la muestra que utilizan BIM creció en un 6,7% respecto a 2019.

Francia

2015 fue el año en que el gobierno francés puso en marcha el Plan de Transición Digital de la Construcción, promulgando así un nuevo paradigma de trabajo que tenga al BIM como piedra angular. Desde 2019, otro el Plan BIM 2022, se encamina hacia la generalización del uso de lo digital en la construcción en dicho año a través de la movilización y el apoyo al sector.

Su hoja de ruta busca movilizar y apoyar al sector de la construcción proporcionando a los profesionales los métodos y las herramientas concretas para masificar el uso de lo digital. Para ello contempla acciones dirigidas a establecer definiciones claras y equilibradas acerca de las expectativas y responsabilidades de cada parte involucrada en un proyecto e implantar el BIM en todos los territorios de la República a través de la formación accesible y el establecimiento, a nivel local, de ecosistemas dinámicos.

En este sentido, el estado francés ha puesto a disposición de las pequeñas y medianas empresas el proyecto KROQI, una plataforma pública gratuita destinada a fomentar el trabajo colaborativo entre todos los profesionales de la construcción en torno a un proyecto BIM.

Países Bajos

Aunque el BIM es usado habitualmente en proyectos tanto del sector público como del privado, en los Países Bajos no existe un mandato de nivel 2 de BIM como en el Reino Unido. El Gobierno tiene un documento de especificaciones BIM en vigor, pero este no establece ningún requisito específico y no se ha actualizado desde principios de 2019. También ha desarrollado las Normas Holandesas de Intercambio de Información en los Países Bajos (VISI).

Por su parte, la Dirección General de Obras Públicas y Gestión del Agua de los Países Bajos (Rijkswaterstaat) realiza cada año pedidos de proyectos de construcción y servicios por valor de unos 3.000 millones de euros. Y es que la Rijkswaterstaat no solo es la responsable del diseño, la construcción, la gestión y el mantenimiento de las principales infraestructuras de los Países Bajos, sino que es uno de los mayores clientes públicos de Europa y el líder holandés en la implantación de BIM en la actualidad.

Luxemburgo

En 2015, el Centro de Recursos para las Tecnologías de la Construcción y la Innovación (CRTI-B) puso en marcha los primeros pasos para el desarrollo y la aplicación de una estrategia nacional de BIM en Luxemburgo. Los grupos de trabajo BIM en el país están bajo la dirección del CRTI-B, que ha reunido una mesa de expertos formada por diferentes actores del sector de la construcción.

Con el fin de satisfacer mejor las necesidades de todas las partes interesadas en la construcción, el CRTI-B lanzó en julio de 2017 el sitio web digitalbuilding.lu, una plataforma centralizada para todos los temas relacionados con la digitalización del sector de la construcción. Ese mismo año vio la luz la «Guía de Aplicación BIM de Luxemburgo», redactada en base a las referencias y normas internacionales.

España

En España el BIM aparece en 2010, año en que algunas grandes empresas lo implementan en proyectos internacionales. En 2015 el estado promulga una iniciativa nacional de implantación BIM, llamada esBIM, impulsada por el Ministerio de Fomento a partir de la Directiva Europea 2014/23/UE, con el objetivo de “difundir la metodología”, aunque a día de hoy no se haya promulgado un mandato BIM obligatorio. Con esBIM hubo significativos avances divulgativos y de estandarización de procesos, mediante la publicación de 4 guías BIM y la asimilación de los Roles BIM, entre otros documentos.

En 2020 se alcanzó un pico de 440 licitaciones públicas BIM, una inercia que se ha ralentizado en 2021, presumiblemente debido a la emergencia sanitaria. El año en curso solo ha visto 131 licitaciones publicadas. Asimismo, según el Observatorio BIM, desde 2017 han sido 93 los millones de euros invertidos en proyectos en los que el BIM era parte esencial.

En los últimos meses, las acciones estatales se están enfocando en la formación. En abril el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana abría la convocatoria de subvenciones para la formación en metodología BIM “aplicada a la contratación pública para los Colegios profesionales y los Consejos Generales de Colegios profesionales”. También destaca la creación de un ciclo de Formación Profesional sobre BIM.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones