Contratos Inteligentes en la Industria de la Construcción: BIM como aval

septiembre 1, 2022

El sector de la construcción es a menudo criticado por su escasa productividad o por la mala calidad de los edificios. De hecho, hablar del rendimiento del AEC implica hablar de malos números. Y es que, aunque la construcción ha evolucionado mucho mucho en los últimos 40 años, aún hoy la productividad y la calidad siguen planteando problemas. Uno de los más comunes tiene que ver con el proceso de contratación que es la forma en que vamos a construir legalmente un edificio.

Hoy, la mayoría de los subcontratistas de un proyecto de construcción siguen trabajando con contratos de suministros tradicionales, lo que en multitud de ocasiones implica que se preocupan principalmente de prestar el servicio mínimo. De esta manera se pueden obtener ganancias a corto plazo, sí, pero poniendo en riesgo el nivel de éxito a largo plazo del proyecto.

La tecnología Blockchain es una forma eficiente y transparente de automatizar los procesos y aumentar la confianza entre las partes implicadas en los proyectos de construcción. Entre las aplicaciones más interesantes de Blockchain en el sector de la construcción están los llamados contratos inteligentes.

¿Qué son los contratos inteligentes?

Cuando hablamos de contratos inteligentes o smart contract, nos estamos refiriendo a un contrato autoejecutable entre el cliente y el fabricante o la empresa que proporciona los bienes o servicios. Un contrato inteligente es un acuerdo computable con etapas autoejecutables escritas en líneas de código. La idea surge en 1994, cuando Nick Szabo, un informático, los definió como «un conjunto de promesas, especificadas en forma digital, incluyendo protocolos dentro de los cuales las partes actúan sobre estas promesas».

Su funcionamiento es el siguiente: una vez el cliente introduce una cantidad de dinero en el contrato, la transacción no puede ser interrumpida, y el software la entrega automáticamente en cuanto las condiciones estipuladas son cumplidas. Los términos del acuerdo se escriben en líneas de código, y el contrato inteligente se convierte en un mecanismo autoejecutable para hacer cumplir los términos del contrato. Así, al eliminar la necesidad de la intercesión humana, aumenta la confianza entre las partes involucradas en el acuerdo.

Cuando se acepta comprar un servicio a un proveedor, se puede generar automáticamente un contrato y enviarlo a todas las partes para que sea firmado y verificado de manera online e inmediatamente. Esto ahorra tiempo y agiliza los pagos.

Contratos inteligentes y BIM

Estamos, quizás, ante la aplicación de blockchain a BIM más útil para el sector de la construcción. Y es que la metodología Building Information Modeling contribuye a mejorar la eficiencia de los contratos inteligentes y viceversa. Por ejemplo, el modelo BIM puede utilizarse como parte del contrato, por lo que los números implicados trabajarán para hacer coincidir la construcción física real con el modelo digital del edificio, y cualquier desviación del modelo BIM dará lugar automáticamente a retrabajos y cambios en los pedidos.

Y es que este tipo de contrato prevé la definición de un calendario en el que se detallan las etapas del proyecto. Para cada fase individual, se determina un presupuesto y los fondos para todo el proyecto se recogen y se depositan en una cartera previamente establecida.

Cada fase de diseño está conectada a un bloque de blockchain, que tiene condiciones y resultados específicos que cumplir. Una vez que los contratistas han completado la tarea y el trabajo ha pasado la inspección (o se han recibido los entregables), el bloque se acepta y se añade a la cadena de bloques. Entonces el sistema abona automáticamente el pago de la cantidad preestablecida por las partes firmantes.

Los contratos inteligentes pueden utilizarse para vincular procesos específicos a un modelo BIM para mejorar la eficiencia en las transacciones de la cadena de suministro. No obstante, su potencial también permite confirmar eventos clave del proceso, como permisos e inspecciones. Además, facilita las transacciones financieras, confirma las órdenes de cambio y da avisos. El resultado es un registro claro, prácticamente holístico, del proceso de un proyecto, así como del estado de construcción de la estructura en tiempo real.

Blockchain y BIM

Al exigir el cumplimiento de determinadas condiciones en los entregables para que el pago de los servicios sea emitido, los contratos inteligentes aumentan la necesidad de la parte constructora de que el trabajo sea realizado a tiempo y sin errores de ningún tipo. Es aquí donde la metodología BIM hace acto de presencia, pues es la única vía para conseguir resultados óptimos en este sentido. Por tanto, la progresiva implementación de los contratos inteligentes en la industria de la construcción llevará consigo un aumento del uso de BIM en la misma.

Vinculada a BIM, blockchain puede utilizarse para aliviar una serie de preocupaciones que suelen tener los agentes implicados en procesos BIM, como la propiedad intelectual, la responsabilidad, la supervisión del proyecto, el acceso a los datos y la trazabilidad de los mismos. Además, la tecnología blockchain puede utilizarse en la construcción como repositorio de los datos recogidos de las múltiples aplicaciones de software utilizadas por los participantes en el proyecto.

Otras aplicaciones de blockchain a la industria de la construcción

La tecnología de cadena de bloques en la que se basan los smart contracts también puede utilizarse para gestionar la cartera de proyectos. Al acceder directamente a ella es posible aplicar penalizaciones por retrasos o incumplimientos. Se trata de un sistema que no sólo simplifica enormemente el proceso de pago, sino que también elimina cualquier disputa sobre el mismo.

Por otro lado, todos los datos de la gestión del ciclo de vida del proyecto pueden almacenarse y mantenerse en el registro distribuido de una blockchain. Entre las principales aplicaciones de esta tecnología en la gestión de instalaciones se encuentran, por ejemplo, la digitalización y monitorización de recursos, la gestión de sistemas de climatización, la integración con dispositivos inteligentes (IoT), etc.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones