Rodrigo González (HoloXR): “El esfuerzo en el AEC tiene que ir enfocado a ejecutar las cosas bien a la primera”

febrero 3, 2022

Rodrigo González es un arquitecto y BIM Manager nacido en Santiago de Chile en el año 1986. Hace alrededor de 7 meses, el pasado junio, tras un recorrido pionero de años de estudio y creación de nuevas instancias y mundos virtuales, creó HoloXR. Con un equipo de 9 miembros y en tan solo 3 semanas, esta start-up fundó la ingeniería minero-digital, por darle un nombre a la nueva especialidad técnica que ha supuesto el lanzamiento del Minverso, el gemelo virtual de una mina que, al simular su interior de manera remota, permite explotar de manera totalmente segura para extraer los preciosos metales del Atacama o la zona central de Chile.

Es asombroso caer en la cuenta de que ya es posible, si se quisiera, poner fin a gran parte de los desastres que normalmente ocurren en las minas y que acaban, muchas veces, con la vida de quienes las excavan. También es imponente ver cómo la realidad extendida puede llevar a la perfección otras industrias. En el caso del AEC hablamos de un sector parecido a la minería en cuanto a exposición al peligro. Y no solo nos referimos a los accidentes laborales, sino a la pérdida de tiempo y dinero, a la amenaza de cometer errores por falta de planificación o, más simplemente, por fallida comunicación. Hablamos con Rodrigo sobre cómo BIM y RX están contribuyendo a mejorar la productividad y eficiencia del sector de la construcción.

¿Cómo están digitalizando la construcción? ¿Cuál es la visión?

HoloXR nació con la visión de crear un sistema holístico de recopilación de datos que permitiera también cruzarlos y transformarlos en información relevante para la toma de decisiones. Nos dimos cuenta de que en el sector de la construcción, al aplicar la realidad aumentada, conseguiamos aumentar el nivel de comprensión de las personas encargadas de ejecutar la obra. Esta fue la primera oportunidad que visualizamos, pero era como tener un Ferrari y no tener la bencina que, en este caso, eran los datos y la posibilidad de usarlos. Se seguía trabajando de manera muy análoga y artesanal. Había una metodología para construir mejor pero las herramientas eran inconexas. Todo el esfuerzo de la fase de diseño se quedaba guardado en un pendrive, y nosotros queríamos poder usarlo.

¿Cómo fueron los inicios?

Nuestro primer cliente fue la constructora Ingevec, que nos permitió pilotear en una obra. Partimos trabajando con realidad mixta y en paralelo fuimos construyendo una pataforma que permitiera tanto centralizar los datos como entrar al modelo BIM de manera simple. Las personas en la obra entendían el valor del BIM pero no podían acceder porque no tenían las competencias técnicas. Entonces lo que hicimos fue llevarlo a una instancia web donde se concentrara toda la información y se usara BIM como una interfaz de comunicación.

Y esa instancia llevarla a la obra, con tablets y smartphones…

Exactamente. Comenzamos a ponerle bototos al BIM. Con nuestra solución, para acceder al BIM solo hay que ver a través de un dispositivo móvil. No hay que aprender a operar, sino a moverse con el modelo de realidad aumentada en la mano y visualizar qué es lo que hay que construir. Esa información es oro, porque cuando las personas ven el modelo, lo entienden y una vez lo entienden, pueden planificar. Además nos preocupamos de la parte del backend de toda la generación de datos, todo centralizado en una plataforma 100% web que permite una comunicación efectiva y el control de la obra en tiempo real. Si hay una desviación en la programación el sistema alerta de forma temprana para poder tomar acciones y corregirla.

HoloXR tiene alrededor de 7 meses de vida. ¿Cuántos proyectos ha abordado desde su fundación?

Cuatro o cinco, todo a raíz de los prometedores resultados de la colaboración con Ingevec, que está apostando por aplicar nuestra solución a gran parte sus proyectos para 2022. Estamos constantemente actualizando la plataforma para darle más funcionalidades y que permita suministrar inteligencia directamente a los proyectos. Va a concentrar tal nivel de datos que nos va a permitir hacer sugerencias a los tomadores de decisiones. Tendrán una mejor performance en funcion de la analítitca no solo de sus proyectos sino de la industria. Esa es la visión y por ahora son todo buenas noticias. Casi todas las tesis que hemos querido validar las hemos podido validar.

La resistencia al cambio ha sido uno de los primeros obstáculos en el AEC para la adopción de BIM. En gran medida ha sido causada por la falta de exigencia de la Metodología por parte de las administraciones públicas, pero también por cierto anquilosamiento. Entre quienes ya llevan años usando BIM, ¿ocurre lo mismo hacia la realidad extendida? ¿Hay una resistencia al cambio hacia lo virtual?

Creo que sí, pero considerablemente menos. Ya de por sí, que se use BIM es un gran avance. El paso del BIM a la RA/X es mucho más simple. No es lo mismo pasar de Autocad a BIM que de BIM a RX. Por decir algo, lo segundo supone solo un 10% del esfuerzo que supone lo primero. Pero no es un cambio de un día para otro. Hay que cambiar conductas y eso es a medio plazo. Lo más importante son los aspectos culturales. Ahí es donde nos jugamos la partida. En convencer a las personas y hacerlas parte de esto.

Si por un lado el AEC es uno de los sectores más contaminantes del mundo y, por otro, el BIM y la RX reducen costes y errores, también hay un componente de responsabilidad en todo esto. Adoptar cuanto antes estas tecnologías de cara a reducir la contaminación en una situación climática crítica, como la actual, es la decisión más sabia.

Efectivamente. Es un tema de responsabilidad y lo recalco. He estado en proyectos de mucha ineficiencia y mucho retroceso, con cosas mal pensadas que implican estar metiendo bulla, picando muro y estar contaminando. No tiene que ver sólo el factor económico, sino también el social: la pérdida de competitividad de la industria es importante. El esfuerzo tiene que ir enfocado a hacer las cosas bien a la primera y quitarnos esa costumbre de decir «eso lo vemos en la obra». Virtualizar es sin duda un avance importante: hacer cambios en una maqueta virtual es hacer un par de clics, en lugar de estar destruyendo lo construido por falta de planificación.

BIM más RA abren la mente del director, del jefe de obra, del jefe de mantenimiento, de los obreros…

Sí, con ambas herramientas combinadas puede entenderse con mucha más exactitud lo qué se tiene que ejecutar y tras ello el resto de acciones fluyen mucho mejor. Se piden materiales, se ordenan las cuadrillas de trabajo y se definen condiciones de seguridad de forma consciente, no según un imaginario mal interpretado. El mundo no es plano, tiene tres dimensiones y en ella interactúan diferentes especialidades. Poder proyectarlas in situ nos permite entenderlas.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones