¿Qué papel juega BIM en medio de la crisis energética?

junio 13, 2022

La crisis energética que asola al mundo amenaza con desestabilizar cada vez más sus cimientos. El conflicto ruso-ucraniano ha puesto en jaque las economías de las naciones y los precios de la energía, cada vez más disparados, han incrementado sobremanera el coste de las existencias de materiales de construcción, pues muchos de ellos son fabricados mediante procesos que requieren un alto consumo energético. Como consecuencia, la industria de la construcción afronta uno de los mayores retos a los que quizás se haya enfrentado en las recientes décadas.

Según datos de Naciones Unidas, en 2019 el sector de la construcción gastó el 35% de la energía eléctrica total consumida a nivel global. También fue el causante, el mismo año, del 38% de emisiones de gases de efecto invernadero. Al considerar, además, que la de la construcción es la industria más ineficiente en términos operativos, resulta evidente que gran parte de todo ese consumo se podría haber ahorrado.

Como respuesta a la crisis energética, hay quien propone formas para que la industria reduzca el consumo de combustible y de energía, como el uso de sistemas de carga a demanda, el empleo de aceite vegetal hidrotratado o la integración de sistemas de almacenamiento mediante baterías. Habida cuenta de la subida de precios de los materiales, también es imperativo evitar que se desperdicie un solo kilo de hormigón.

BIM como muro de contención ante el desperdicio

La alta ineficiencia del sector de la construcción tiene la nefasta consecuencia del desperdicio de materiales. Los malentendidos entre las distintas partes encargadas de levantar un proyecto, la falta de información y, en definitiva, de una única fuente de verdad, resultan en pérdidas ingentes de tiempo y de recursos.

Hasta ahora, el uso de BIM ha sido más o menos opcional. Los profesionales de la construcción han venido adoptando dicha metodología en función, sobre todo, del grado de presión ejercida por los gobiernos para que se digitalice el sector en torno a BIM. Pues bien, la difícil situación que atraviesa el sector exige (y de algún modo vuelve moralmente obligatorio) que cada agente del sector AEC realice cuantos esfuerzos sean necesarios para hacer de BIM la piedra angular de su trabajo.

Y es que haciendo uso de BIM, los errores disminuyen, la información referente a cada aspecto de un proyecto es de mejor calidad y la comunicación de la misma entre las distintas partes es mucho más efectiva. Todo ello resulta, pues, en un aprovechamiento óptimo de los materiales de construcción, que ya no se desperdician para corregir errores.

Ahora más que nunca, tanto las administraciones públicas como el sector privado deben aunar fuerzas no solo para acelerar la adopción de BIM, sino para hacerlo de un modo tal que se logre el alto grado de cohesión, conectividad y colaboración necesario para exprimir al máximo la Metodología. De este compromiso no solo depende un tercio de la energía consumida, sino la propia supervivencia del sector de la construcción.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones