Blockchain, Smart Contracts y BIM: ¿futuro indiscutible del AEC?

marzo 9, 2022

La metodología BIM podria ser pensada como una radiografía pormenorizada de todos y cada uno de los datos de un proyecto de ingeniería. Cada parte involucrada en la construcción de la obra firma un contrato de confidencialidad que le impide revelar información sobre ella. En este sentido, dos de los principales obstáculos para el uso eficaz de cualquier nueva tecnología de intercambio de datos en la construcción es la complejidad de los contratos y la falta de estandarización de los procesos. Así pues, la necesidad de confianza entre las partes exige, de por sí, medidas más certeras, y es aquí donde la tecnología blockchain entra en escena. 

La tecnología de cadena de bloques o blockchain es sin duda uno de los grandes inventos de este siglo. Más allá de haber abierto un nuevo universo económico  —por otra parte creado en la sombra por el desconocido Satoshi Nakamoto— blockchain está dando un acelerón brutal a muchas industrias, entre ellas la de la construcción.

Blockchain en sí

Es fácil sentirse perdido en el denso vocabulario utilizado para describir esta tecnología. En su definición más simple, blockchain es un conjunto de reglas acordadas para gestionar una base de datos y pensadas para crear un registro consistente, fiable y capaz de compartir y validar datos entre múltiples partes. Los protocolos que rigen la seguridad y la fiabilidad de los datos crean un registro a prueba de manipulaciones que es la base de la confianza en la información.

Cuando añadimos blockchain a un activo digital BIM lo hacemos de manera permanente, es decir, el modelo definitivo queda sellado para siempre dentro del compartimento estanco de los bloques de código criptografía. Una vez encriptado, la única manera de verificar la autenticidad de un plano tridimensional BIM es distribuirlo entre las partes implicadas de la gestión del activo físico.

Blockchain utiliza diversas técnicas criptográficas para asegurar la identidad del remitente de las transacciones y garantizar que los registros anteriores no puedan ser manipulados. Cada usuario tiene una clave pública y una clave privada de la cadena de bloques. Aplicar dicha técnica a un modelo BIM supone guardarlo de manera estanca, con un candado inexpugnable que hace posible su transferencia en el más seguro de los modos.

Blockchain podría eliminar la necesidad de intermediarios en una amplia gama de transacciones y transformará prácticamente todos los rincones de la economía mundial. En una nueva revolución, la industria de la construcción ya está adoptando el IoT, los robots, la inteligencia artificial y la realidad extendida, con BIM como piedra angular de su revolución 3.0. En medio de ellas blockchain guarda una especial relevancia.

Otro beneficio de blockchain para el AEC: los smart contracts

Blockchain no es solo capaz de realizar transacciones monetarias sin intermediarios o de salvaguardar información. Más allá de hacer posible Bitcoin y el resto de criptos, la cadena de bloques da la posibilidad de realizar smart contracts, contratos inteligentes.

Según IBM, “los contratos inteligentes son programas inscritos en una cadena de bloques que se ejecutan cuando se cumplen unas condiciones predeterminadas”. Su uso automatiza la ejecución de un acuerdo de un modo tal que todos los participantes puedan estar inmediatamente seguros del resultado, sin que intervenga ningún intermediario ni se pierda tiempo”.

En el sector de la construcción abundan los retrasos en los pagos y las disputas relacionadas con los mismos. Estos problemas podrían reducirse significativamente si se aprovechan los contratos inteligentes basados en blockchain. Se trata de un sistema que no solo ahorra costes y tiempo, sino que también aumenta la transparencia y la previsibilidad al automatizar determinados aspectos de la ejecución de los proyectos de construcción.

Riesgos de la tecnología blockchain

¿Qué nuevos riesgos puede plantear la cadena de bloques? Uno de ellos es la incertidumbre sobre el marco normativo. En Estados Unidos, por ejemplo, la regulación de blockchain está todavía en sus primeras etapas. A nivel federal se ha aprobado una legislación para hacer frente a las incoherencias en el uso y aplicación de la tecnología blockchain y en el ámbito internacional destaca la creación en 2018 de la Asociación Europea de Blockchain. En abril de 2019 se produjo la creación de la Asociación Internacional para Aplicaciones de Blockchain Applications (INATBA).

Por otro lado, según Nancy Greenwald, directora ejecutiva del Construction Institute, “los riesgos de ciberseguridad asociados a blockchain son similares a los de las aplicaciones basadas en la nube. Hay riesgos de acceso no autorizado, encriptación comprometida, intentos de hackeo y puertas abiertas creadas por terceros”, explica.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones