BIM en Arquitectura: Edificios más sustentables

octubre 27, 2023

Hablar de BIM en arquitectura en la actualidad implica saber que son conceptos altamente ligados, ya que, no se puede desconocer que esta metodología se ha convertido en un pilar fundamental de la gestión y planificación de proyectos arquitectónicos y que cada vez son más los profesionales de la arquitectura que se suman a esta forma de trabajar y abordar los proyectos.

Como ya se ha mencionado en artículos anteriores, el BIM es una metodología de gestión que maneja los datos de todo el ciclo de vida de una edificación. Esto comienza con una idea inicial y pasa por el bocetaje, levantamiento, mantenimiento e incluso la demolición de la edificación, si fuera el caso.

Al integrar y centralizar toda esta información, los participantes involucrados en el proyecto, sin importar la etapa en la que se encuentre, pueden conocer su evolución y hacer propuestas en tiempo real. Además, el sistema se opera a través de diversos software que eliminan las barreras geográficas para el acceso, mejorando la colaboración entre profesionales que desarrollan proyectos BIM en edificaciones.

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL BIM

Desde 1974, el concepto que actualmente conocemos como BIM apareció con Charles Eastman, quien con otros colaboradores presentó su investigación “Building description System” o esquema del sistema de descripción de edificación, en donde planteó las bases de lo que actualmente llamamos BIM.

Además de considerar la posibilidad de manejar datos de un proyecto de edificación utilizando métodos de computación, Eastman diseñó un ensamble de hardware y un sistema de definición geométrica. Desde estos inicios centró sus investigaciones en la creación de modelos digitales 3D para la construcción y arquitectura.

El objetivo principal era desarrollar un sistema de modelado geométrico basado en parámetros, lo que simplificará la creación de nuevas estructuras.

Las primeras etapas de esta investigación dieron lugar a dos herramientas fundamentales que sentaron las bases del BIM. La primera de ellas fue el «Sistema de Descripción de Edificios» (Building Description System o BDS), que se centraba en la descripción y almacenamiento de datos de edificios, aunque aún no incorporaba el diseño en tres dimensiones.

La segunda, conocida como «Modelado de Productos para la Construcción» (Building Product Modeling), sí incluía la capacidad de diseñar en 3D. Más tarde, esta última herramienta se rebautizó como «Modelado de Información de Construcción» (Building Information Modeling), que es el sistema que se utiliza en la actualidad para crear un modelo BIM.

La metodología BIM encontró sus primeras aplicaciones prácticas en la década de 1980, cuando empresas de construcción en Hungría y los Estados Unidos crearon programas de software personalizados para implementarla. Sin embargo, a principios del nuevo milenio, se produjo un hito significativo cuando Autodesk adquirió Revit Technology Corporation, una empresa más pequeña especializada en el desarrollo de programas similares. A raíz de esta adquisición, Autodesk comenzó a abrazar y promover activamente el concepto del BIM, aprovechando su influencia en la industria para llevarlo a una audiencia global.

CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS QUE APORTA EL BIM

El BIM se caracteriza por su enfoque digital y ofrece beneficios sustanciales en diversas áreas. Aquí se destacan algunas de sus características clave:

  •       Entorno digitalizado: El BIM se basa en la digitalización de tareas relacionadas con diseño, construcción y gestión de proyectos arquitectónicos. Todas las actividades se realizan a través de software especializado, lo que requiere toda la información del proyecto y la tecnología adecuada.
  •       Continuidad sin interrupciones: El BIM abarca todas las fases del proyecto sin interrupciones ni brechas. Esto garantiza una transición fluida entre etapas, evitando discrepancias que puedan dar lugar a errores o problemas a largo plazo.
  •       Información en tiempo real: Cualquier avance o modificación se refleja instantáneamente en el modelo BIM, y todos los involucrados pueden acceder a estos cambios en tiempo real, sin importar su ubicación geográfica. Esto elimina la necesidad de esperar informes o documentos y mejora la eficiencia en el flujo de trabajo.
  •       Centralización de datos: Esta característica es fundamental, ya que todos los procesos, datos y elementos asociados se gestionan dentro de un mismo entorno de software. Esto elimina errores de coordinación y evita que se realicen tareas paralelas sin conexión con el proyecto principal.
  •       Compatibilidad: El BIM no se limita a un solo software, ya que admite varias marcas de software compatibles. Además, la metodología BIM es versátil y se integra con otras herramientas, como sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) y aplicaciones de gestión de equipos de trabajo. Sus parámetros y naturaleza de código abierto permiten adaptarlo a las necesidades específicas de cada caso.
  •       Acceso remoto: Al igual que con muchas tecnologías de la información, el BIM no requiere una ubicación física específica para funcionar y gestionar datos. Todos los miembros del equipo pueden acceder a sus respectivas áreas de trabajo sin necesidad de estar en el mismo lugar físico, lo que promueve la colaboración y la eficiencia en la gestión del proyecto.
  •       Colaboración integral: En lugar de operar en subgrupos o dividir el proyecto en segmentos, el BIM permite que todos los participantes, que van desde diseñadores hasta constructores y especialistas en diversas disciplinas, contribuyan de manera efectiva a través de un software. Esta integración fomenta una sinergia que resulta en la generación de ideas más sólidas, una comunicación más fluida y un mayor compromiso con el proyecto.
  •       Enfoque en la sostenibilidad: El BIM desempeña un papel crucial en la promoción de la sostenibilidad y en la simulación energética de los proyectos que gestiona, desarrollando un papel fundamental en la sexta dimensión del BIM o BIM 6D, referida a la eficiencia energética. Esto se logra gracias a su naturaleza digital, que reduce el uso de recursos materiales y energéticos, así como a la mayor eficiencia en los procesos. Además, al disminuir los errores de diseño y ejecución, contribuye significativamente a la reducción del impacto ambiental, ya que, en la construcción, cualquier error puede tener consecuencias negativas para el entorno natural.

ANTONI GAUDÍ, UN VISIONARIO DEL DISEÑO 3D

La forma en que Antoni Gaudí abordaba sus obras es ampliamente reconocida y lo consagra como un pionero del diseño tridimensional (3D) mucho antes de que la tecnología BIM se hiciera presente. A pesar de carecer de acceso a las herramientas digitales modernas, Gaudí empleaba métodos innovadores que, en retrospectiva, reflejan conceptos fundamentales del diseño 3D en la arquitectura.

Su visión vanguardista en el diseño arquitectónico tridimensional destacaba por Modelos físicos detallados, donde solía crear modelos que eran intrincados y altamente detallados, lo que le permitía visualizar y comprender cómo funcionan sus estructuras desde todos los ángulos. Estos modelos son representaciones tridimensionales de sus edificios y le permitieron explorar y perfeccionar sus diseños.

Por otro lado, se destacan sus formas orgánicas y complejas, ya que para nadie es una sorpresa su enfoque y gusto por las formas orgánicas y curvilíneas, que a menudo eran difíciles de representar con la arquitectura tradicional en ese momento. Sus modelos detallados ayudaron a visualizar y refinar estas formas complejas, permitiendo crear estructuras revolucionarias como la Sagrada Familia y el Parc Güell.

Aunque Gaudí no tenía acceso a la tecnología digital de modelado 3D para aplicar BIM en construcción como la conocemos hoy, su enfoque en la representación tridimensional detallada y su voluntad de explorar formas y estructuras innovadoras lo convierten en un pionero en el diseño 3D en la arquitectura. Su legado perdura como un ejemplo de creatividad y visión en la representación arquitectónica.

Conclusión

En definitiva, la metodología BIM se ha convertido en un elemento fundamental en la arquitectura moderna. Esta metodología, que gestiona datos a lo largo de todo el ciclo de vida de una edificación, ha revolucionado la forma en que se abordan los proyectos arquitectónicos. Desde su inicio en la década de 1970 hasta su adopción global en el siglo XXI, el BIM ha demostrado ser una herramienta poderosa que mejora la eficiencia, la colaboración y la sostenibilidad en la construcción de edificaciones.

El BIM, con su enfoque en la digitalización, la centralización de datos, la colaboración integral y la compatibilidad, ha simplificado la gestión de proyectos arquitectónicos y ha contribuido a la reducción del impacto ambiental en la construcción.

Por otro lado, hemos querido destacar la visión innovadora de Antoni Gaudí, que, aunque se desarrolló en una época sin tecnología digital, lo consagra como un pionero del diseño tridimensional en la arquitectura. Sus modelos físicos detallados y su enfoque en las formas orgánicas y complejas siguen siendo una fuente de inspiración para arquitectos y diseñadores contemporáneos.

Esta alianza entre la tecnología y la imaginación continúa impulsando la evolución de la arquitectura y promete un futuro emocionante y sostenible para el diseño y la construcción de edificaciones en todo el mundo.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones