Introducción a la serie EN ISO 19650

ntroducción a la serie EN ISO 19650

Ante la promulgación de las directrices EN-ISO 19650, buildingSMART Spain ha elaborado un texto que facilita la comprensión de dichas normas y sus principios fundamentales, orientado a su aplicación en proyectos que utilizan metodología BIM desarrollados en España. Este documento, que amplía la cobertura del publicado en 2019, explora los conceptos esenciales de las normas 1, 2, 3,4 y 5 de la serie EN-ISO 19650 y propone una adaptación al contexto específico del sector de la construcción y BIM en construcción en España, teniendo en cuenta los diversos agentes que componen su cadena de valor.

¿En qué consiste la ISO 19650?

La serie EN ISO 19650 es un conjunto de normas internacionales que definen el marco, los principios, y los requisitos, para la adquisición, uso y gestión de la información en proyectos y activos, tanto de edificación como de ingeniería civil, a lo largo de todo el ciclo de vida de los mismos, y está destinada principalmente a:

  • Los agentes participantes en las fases de diseño, construcción y puesta en servicio de activos construidos, que en este documento y de acuerdo con la ISO denominamos como fase de desarrollo.
  • Los agentes que desarrollan actividades relacionadas con la gestión de activos, incluidas la operación y el mantenimiento, que en este documento y de acuerdo con la ISO denominamos fase de operación.

¿Qué número de series está compuesta en esta norma ISO?

La serie EN ISO 19650 está compuesta por un conjunto de normas: 

  1. La norma EN ISO 19650-1 establece los conceptos y principios recomendados para los procesos de desarrollo y gestión de la información a lo largo del ciclo de vida de cualquier activo de construcción.
  2. La norma EN ISO 19650-2 define los procesos de desarrollo y gestión de la información durante la fase de desarrollo.
  3. La norma EN ISO 19650-3 define los procesos de uso y gestión de la información durante la fase de operación.
  4. La norma EN ISO 19650-4 define el intercambio de información en BIM durante las fases de desarrollo y operación. Esta norma está actualmente en elaboración.
  5. La norma EN ISO 19650-5 establece los requisitos de seguridad de la información.

Grupos de interés afectados por la ISO 19650

La norma EN ISO 19650 es de aplicación por parte de todos los agentes que intervienen en los diferentes procesos de gestión de la información a lo largo del ciclo de vida de un activo.

Esta gestión de la información se lleva a cabo durante las denominadas fase de desarrollo y fase de operación:

Fase de desarrollo (PIM)

Fase de desarrollo, es la parte del ciclo de vida durante la cual el activo se diseña, se construye y se entrega a la propiedad.

Fase de operación (AIM)

Fase de operación, es la parte del ciclo de vida durante la cual el activo se utiliza, se opera y se mantiene.

Las fases de desarrollo y operación deben considerarse como un continuo dentro del ciclo de vida del activo, estando la gestión de la información directamente vinculada a la gestión empresarial y a la gestión y planificación del proyecto.

Influencia de la Norma ISO 19650 en la Metodología BIM

La metodología BIM se caracteriza por emplear una representación digital compartida, el modelo de información, para optimizar los procesos de diseño, construcción y operación de un activo construido. La serie EN ISO 19650, al ser implementada de manera adecuada, establece un vínculo esencial con BIM al lograr:

  • Definir de manera precisa la información necesaria para el cliente del proyecto o el propietario del activo, detallando métodos, procesos, plazos y protocolos para el desarrollo y verificación de dicha información.
  • Asegurar que tanto la cantidad como la calidad de la información generada sean suficientes para cubrir las necesidades predefinidas.
  • Facilitar transferencias eficaces de información entre los diversos agentes involucrados en cada fase del proyecto, fortaleciendo así la integración y colaboración necesarias en el marco de la metodología BIM. La normativa ISO actúa como un marco que garantiza la consistencia y confiabilidad de la información, elementos cruciales para el éxito de la implementación de BIM.

Importancia de una jerarquía de requisitos de información en la Norma EN-ISO 19650

Los requisitos de información son un conjunto de especificaciones sobre: la información que debe producirse, cuándo debe producirse, su método de producción y su destinatario.

Los requisitos de información son fijados en una primera instancia por el Adjudicador pudiendo ser ampliados por los propios requisitos de los diferentes adjudicatarios. Es importante señalar que todos los agentes tienen una parte de responsabilidad en la definición de estos requisitos.

Es de gran utilidad que el adjudicador explique las razones principales por las que se requiere la información y así ofrecer una mayor comprensión del trabajo colaborativo a realizar. Además, los requisitos de información están estrechamente relacionados con el concepto de Nivel de Información Necesario (ver EN ISO 19650-1, capítulo 11.2).

Cada posible adjudicatario (p. e. diseñador, contratista) debe responder a estos requisitos de información en la presentación de ofertas (ver EN ISO 19650-2, capítulo 5.3) con su plan de ejecución BIM, BEP, previo a la adjudicación, indicando en el mismo quién, cuándo y cómo se va a desarrollar la información que responde a los requisitos previos.

Objetivo de la gestión de información en la “Fase de Desarrollo”

Este manual indica que el proceso de gestión de la información (que incluye su producción y entrega) en la fase de desarrollo (la parte del ciclo de vida en la que el activo se diseña, construye y entrega a la propiedad) se aplicará para cada adjudicación hasta la finalización de dicha fase.

El proceso está compuesto por una serie de actividades que se detallan en la figura a continuación:

Esquema de la gestión de la información durante la fase de desarollo según EN ISO 19650-2

Inicio de la etapa de la información según ISO 19650- 2

Etapa de licitación

En esta etapa, el adjudicador debe establecer los requisitos para la petición y presentación de ofertas por parte de los adjudicatarios, así como los criterios de evaluación de dichas ofertas. Estos criterios de evaluación deben tener en cuenta, principalmente, los siguientes elementos: 

  1. El Plan de Ejecución BIM (BEP) propuesto por el adjudicatario.
  2. Las habilidades y capacidades del equipo de trabajo propuesto por el adjudicatario.
  3. Plan de movilización de los recursos humanos y tecnológicos necesarios. 
  4. La evaluación de los riesgos asociados a la entrega de información

Etapa de planificación

En la etapa de planificación se lleva a cabo la adjudicación en la que determina al adjudicatario principal y se deberá confirmar el plan de ejecución BIM, vinculante entre las partes de acuerdo con el resto de adjudicatarios y conforme a los requisitos y necesidades del adjudicador. 

Posteriormente, el adjudicatario principal, deberá movilizar los recursos humanos y tecnológicos que se requieran para poder llevar a cabo el proyecto.

Etapa de producción

En esta fase se realiza la colaboración en la producción de información y la entrega del modelo de información. La colaboración para generar información tiene lugar en el Entorno Común de Datos (CDE), donde se crean los contenedores de información que constituyen el modelo de información.

El contratista principal entrega el modelo de información al contratante, y este proceso puede incluir controles de calidad y revisiones, considerando los entregables de información definidos, sus requisitos y el Nivel de Información Necesario para cada uno. Si la revisión es exitosa, el contratante debe aceptar el modelo de información como un entregable dentro del Entorno Común de Datos (CDE).

Fin de la fase de desarrollo

Durante esta etapa es responsabilidad del contratante verificar que el modelo de información se almacene adecuadamente en el Entorno Común de Datos (CDE). Esto implica considerar qué información es esencial como parte del Modelo de Información del Activo (AIM) y garantizar que se cumplan los requisitos de acceso a la información en la fase de operación futura.

Adicionalmente, se sugiere que el contratante, en colaboración con los contratistas principales, recopile las lecciones aprendidas durante la fase de desarrollo y las registre en una base de datos de conocimiento. Este enfoque permitirá consultar dicha información en proyectos futuros, promoviendo la mejora continua y la aplicación de experiencias previas en nuevas iniciativas.

Objetivo de la gestión de información en la “Fase de Operación”

El Modelo de Información del Activo (AIM) requiere ser actualizado durante la fase de operación para reflejar el estado y condición del activo. Es fundamental destacar que la fase de operación es considerablemente más extensa que la fase de desarrollo. La gestión de la información en esta etapa debe aplicarse en respuesta a eventos específicos que desencadenan actualizaciones en el AIM.

Estos eventos pueden dividirse en dos categorías: previsibles y planificables, como tareas de mantenimiento anuales o solicitudes de reparaciones rutinarias, para los cuales se puede seleccionar al contratista principal con antelación; e imprevisibles, como fallas inesperadas en los equipos o accidentes, para los cuales la selección del contratista principal suele ocurrir después de que ocurran los eventos.

Inicio de la etapa de la información según ISO 19650-3

El proceso inicia con el evaluador llevando a cabo un análisis de necesidades. Este análisis se enfoca en garantizar que los requisitos de información estén claramente establecidos, así como la implementación de los conceptos y principios de gestión de la información, junto con los beneficios esperados de esta implementación.

En esta fase, es aconsejable definir, entre otros aspectos:

  • Los requisitos de información de la organización (OIR) y del activo (AIR).
  • Eventos desencadenantes previsibles.
  • Procedimientos para la producción de información y el mantenimiento del Modelo de Información del Activo (AIM).
  • El Entorno Común de Datos (CDE) y su integración con el sistema empresarial.

Etapa de licitación

En esta fase, según se detalla en los capítulos 5.2 y 5.3 de la norma EN ISO 19650-3, el contratante debe establecer los requisitos para la solicitud y presentación de ofertas por parte de los contratistas, específicamente adaptados a cada tipo de evento desencadenante. Además, se deben definir los criterios de evaluación para dichas ofertas.

Etapa de planificación

Aquí tiene lugar la adjudicación, en la que se designa al adjudicatario principal y se deberá confirmar el Plan de Ejecución BIM, vinculante entre las partes de acuerdo con el resto de adjudicatarios y conforme a los requisitos y necesidades del adjudicador.

A continuación, el adjudicatario principal deberá gestionar los recursos humanos y tecnológicos necesarios para poder llevar a cabo el trabajo, de modo que estén preparados en caso de que se produzca un evento desencadenante contemplado previamente.

Etapa de producción

En este punto, se realiza la colaboración en la producción de información y la entrega del modelo de información. La colaboración para generar información ocurre en el Entorno Común de Datos (CDE), donde se crean los contenedores de información que constituyen el modelo de información. 

La entrega del modelo de información por parte del contratista principal al contratante puede implicar procesos de control de calidad y revisión, considerando los entregables de información definidos, sus requisitos y el nivel de información necesario para cada uno. Si la revisión es exitosa, el contratante debe aceptar el modelo de información como entregable dentro del Entorno Común de Datos (CDE).

Incorporación al modelo de información del activo

En esta fase el adjudicador es responsable del proceso de integración de un modelo de información aceptado al AIM, conciliando esta información con el contenido existente del AIM.

Conclusión

En conclusión, la norma EN ISO 19650 establece un marco para la gestión de información en proyectos de construcción, desde el desarrollo hasta la operación.

Adaptada al contexto español, facilita la implementación de la metodología BIM, asegurando la consistencia y eficacia en la colaboración, sin duda un aporte de BuildingSMART Spain que contribuye a la conexión entre la normativa y metodología BIM, fortaleciendo la transferencia de información.

En la fase de desarrollo, la definición de requisitos es clave, mientras que en la operación, la actualización del Modelo de Información del Activo (AIM) se enfoca en eventos previsibles e imprevisibles. La gestión de la información implica no solo la entrega de modelos, sino también su almacenamiento adecuado en el Entorno Común de Datos (CDE).

Deja tu comentario