El LOIN a la luz de la ISO 19650: hacia un nuevo paradigma BIM

junio 2, 2021

Uno de los conceptos que más está definiendo la evolución del BIM en la actualidad es LOIN, Level Of Information Needed (Nivel de Información Necesario). Como noción, se trata de una de las ideas centrales en las normas contenidas en la ISO 19650. La EN 17412 la describe como “un marco que define el alcance y la granularidad de la información que debe intercambiarse” a través de la descripción de la información geométrica, la información alfanumérica y la documentación.

Hasta ahora, los proyectos BIM han contenido modelos en los que la información resultaba demasiado abundante e incluso excesiva, llegando en ocasiones a ser confusa. Otras veces, la información simplemente era insuficiente para cumplir con los usos previstos. Con su llegada, la ISO 19650 busca paliar estos desequilibrios informativos. Para ello otorga un nuevo enfoque capaz de medir el grado de utilidad de cada gramo de información de cara a un determinado fin BIM.

En otras palabras, el LOIN ayuda a establecer el conjunto de datos necesario y suficiente para cada Requisito de Intercambio de Información (EIR) y para un propósito determinado. Así, cada agente implicado en la creación de un modelo BIM debe establecer los niveles de información que considere necesarios para cada fase del proyecto.

LOIN = información consciente y madura

Dado que la información procede de diferentes participantes, el LOIN está relacionado con la federación de los modelos arquitectónico, el estructural y el de ingeniería de planta. De este modo, la ISO 19650 permite a los equipos reducir al mínimo las actividades inútiles y aumentar la previsibilidad de costes y plazos mediante un enfoque común de la gestión de la información.

En una entrevista para bimportale.com, el ingeniero italiano y director de Bimfactory, Andrea Fronk, explica que la intención de la nueva norma es, en definitiva, “mejorar la calidad de la información y garantizar una mayor flexibilidad y eficacia en los procesos”. Pero, ¿en qué se diferencian los LOD de los LOIN? Según Fronk, la estructura que se crea utilizando los LOIN es menos estática respecto al LOD. Es decir, requiere una mayor implicación por parte del cliente, que debe “presentar a sus proveedores una demanda de información consciente y madura”.

En este sentido, surge también la necesidad de una mayor predisposición por parte de diseñadores y empresas para cambiar el método de trabajo. Conviene, pues, un enfoque más colaborativo, capaz de reducir el desperdicio de información. Además, el nivel de definición informativa del LOIN supone una mejora del entorno contractual-legal, pues reduce las posibilidades de que los requisitos se malinterpreten.

Los ingredientes del LOIN

Como ya hemos visto, la información necesaria se subdivide en información de tipo geométrico, alfanumérico y documental. Ahora bien, el consultor BIM Iván Guerra explica que para que haya LOIN, no es necesaria la presencia simultánea de estos tres tipos de información. Basta con que haya dos o incluso uno, en función de las necesidades que plantee cada dimensión del proyecto.

Por otro lado, resulta inevitable que en un momento dado pueda llegar a repetirse información en el modelo. En este caso, la EN 17412 prevé el establecimiento de una jerarquía de prevalencia que indique al agente a qué dato atenerse. De igual modo, si llegasen a figurar en el modelo “dos usos para un mismo objeto en la misma entrega, se usarán los LOIN más definidos en cada caso”.

Geometría

La información geométrica consta de 5 modalidades diferentes. La primera es el detalle, es decir el nivel de complejidad del objeto virtual en relación a su equivalente real, físico. A continuación tenemos la dimensión del objeto, que puede ir desde un simple punto de ubicación (0D) a modelos 3D. En tercer lugar, figura la ubicación, es decir, su posición y orientación. Aquí las posibilidades se bifurcan en una ubicación absoluta, con las mismas coordenadas del proyecto, o en una ubicación relativa que toma como referencia un determinado objeto. Luego figura la apariencia, que se mueve entre un nivel mínimo, simbólico, y uno máximo, realista. Y el último aspecto de la información geométrica es su posible necesidad paramétrica, que puede ser inexistente, parcial o bien, completa.

Parámetros

Así pues, la información alfanumérica solo presenta dos modalidades: la información destinada a identificar al objeto como tal y la información relativa a sus propiedades, parámetros y atributos, que debería ser común para todos los objetos de una misma tipología o categoría.

Documentación

El último tipo de información es la documentación asociada a cada objeto presente en el modelo. En su podcast, Iván Guerra, aclara que “no se define en el LOIN el contenido o la forma de esos documentos”, que pueden ser de muchos tipos: informes, especificaciones, manuales, fotografías o bocetos, por ejemplo.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones