Desmantelamiento digital: nuevos Usos BIM para la gestión del fin de vida del edificio

junio 13, 2021

A pesar de que normalmente se habla de BIM como una metodología aplicable a todo el ciclo de vida de un edificio o infraestructura, en la práctica apenas se usa con tales fines. Además, la evidencia del uso de BIM dentro de proyectos de desmantelamiento es prácticamente inexistente. El otro día comentábamos que la Penn State define los Usos BIM como «un método de aplicación de Building Information Modeling durante el ciclo de vida de una instalación para lograr uno o más objetivos específicos». Sin embargo, sorprendentemente, ninguno de sus 25 usos BIM hace referencia a la fase de fin de vida de una estructura.

Un reciente estudio de la Universidad de Twente, en los Países Bajos, sostiene que, a pesar del “optimismo tecnocrático” de muchos que afirman que BIM podría traer beneficios a lo largo de todo el ciclo de vida, los usos potenciales durante la deconstrucción son pasados por alto constantemente. Y es que los contratistas de demolición rara vez han implementado BIM. La razón: los desafíos relacionados con los altos esfuerzos de modelado, la actualización de la información en los modelos y el manejo de datos inciertos.

Todo ello en un contexto en el que la industria de la construcción recibe cada vez más presiones para que adopte prácticas que permitan la reutilización de elementos de construcción. Y es que el desmantelamiento es defendido no solo porque También disminuye la extracción de materiales vírgenes, reduce la liberación de gases de efecto invernadero, ahorra energía y evita la eliminación de residuos sólidos. Por tanto, la puesta a punto del saber hacer BIM a este respecto adquiere, con cada día que pasa, una importancia cada vez más pronunciada.

Construcción a la inversa

Los investigadores estudiaron el caso del desmantelamiento de una residencia de ancianos construida por una empresa especializada en edificios modulares y prefabricados. Su vida útil oscilaba en torno a los 5 o 6 años.  Luego estaba prevista la recuperación y reutilización de casi todos los elementos pertenecientes a las capas de construcción. Para ello, el edificio tuvo que “construirse a la inversa».

En cuanto al BIM, su aplicación en el proyecto consistió en el análisis de las condiciones existentes, el etiquetado de los elementos reutilizables y la planificación del desmantelamiento.  La organización de las actividades evolucionó de un modo tal que el estudio culminó en la acuñación de tres nuevos Usos BIM: el Análisis de las condiciones existentes en 3D, el Etiquetado de elementos reutilizables y la Simulación de desmantelamiento en 4D. Según los autores, estos conceptos vienen a complementar las taxonomías existentes respecto a los Usos BIM y, por ende, a dotar de un marco operativo más definido para futuros proyectos de deconstrucción.

Uso BIM I: Análisis de las condiciones existentes en 3D

Una de las actividades clave del desmantelamiento es el análisis de las condiciones de construcción existentes para asegurar una planificación optimizada de las acciones a tomar. Además, si está prevista la reutilización de los materiales, se prepara la adecuación de los elementos reutilizables. Así se evitarían contradicciones o incompatibilidades entre las distintas etapas del proceso. Para ello se procede a la creación de modelos 3D a partir de los planos 2D con que se levantó la estructura, en caso de que no existan ya modelos tridimensionales de la misma.

Podría afirmarse que este Uso BIM se ha aplicado en España, concretamente durante el desmantelamiento de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, para el cual se modelaron en 3D los distintos edificios que formaban la central, dotando a cada elemento de un alto nivel de información en cada fase del proceso de preparación del desmantelamiento.

Uso BIM II: Etiquetado de elementos reutilizables

Otra actividad esencial del desmantelamiento es el etiquetado de elementos de construcción reutilizables para organizar la logística inversa. A diferencia de los proyectos tradicionales de demolición, para reutilizar los materiales es menester realizar el desmontaje cuidadosamente para evitar daños en cada elemento. Para facilitar esta labor, las informaciones referentes al posterior fin de cada material se añadieron al modelo BIM de la residencia de ancianos en forma de etiqueta 3D.

El modelo se exportó y se preparó para su uso en un visor de modelos navegable, es decir, un entorno virtual. Más tarde, el capataz solicitó actualizar los colores para proporcionar información sobre los diferentes destinos de los materiales de las fachadas. La codificación de colores resultó ser importante para organizar la logística inversa: el color verde indicaba que un elemento estaba reservado para la escuela; el azul, que su destino era ser almacenado y el rojo, para residuos.

Uso BIM III: simulación de desmantelamiento en 4D

En tercer y último lugar figura la planificación del desmantelamiento para garantizar la entrega a tiempo de los elementos retirados. Cualquier retraso afectaría al proyecto de construcción que necesita los suelos reutilizables, cubiertas, fachadas y otros elementos. En consecuencia, el contratista de demolición debe planificar los trabajos al milímetro. Por ello, este Uso BIM prescribe la vinculación de la programación al modelo 3D de manera que el mismo pueda visualizar el proceso de desmantelamiento tridimensionalmente, a lo largo del tiempo.

Conclusiones

Los autores del estudio sostienen que “al mostrar que los contratistas de demolición pueden usar BIM para organizar su trabajo, también descubrimos posibilidades para que los proveedores de software BIM, los centros de capacitación y los modeladores ganen madurez y amplíen su alcance hacia una nueva disciplina”. Esto puede conducir gradualmente a que las funciones de contratista de demolición estén más orientadas a la tecnología digital.

En definitiva, los Usos BIM son conceptos sometidos, previsiblemente, a una constante evolución, dado el creciente nivel de implementación y uso que está habiendo del método a lo largo y ancho del mundo. Sobre el Uso BIM Análisis de las condiciones existentes en 3D, se puede afirmar que ya se encuentra consolidado en el mundo BIM, pues se ha incorporado en las diferentes guías BIM a nivel mundial, como por ejemplo en el Plan BIM de Chile. El segundo Uso Etiquetado de elementos reutilizables se entiende que se ve de gran utilidad para una correcta gestión y control de residuos, se trata de un Uso BIM que se puede llegar a imponer en un horizonte a medio largo plazo.

Por último, el tercer Uso, Simulación de deconstrucción 4D, permite obtener una Simulación 4D de la demolición en base a la planificación de la misma. Esto permite ver cualquier error en la planificación de la simulación de la demolición y no durante su desarrollo.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones