BIM en la operación y mantenimiento de un activo construido (BIM 7D)

marzo 27, 2024

La implementación de BIM 7D en la operación y mantenimiento de un activo construido es invaluable en un mundo donde la tecnología y la construcción cada vez están más entrelazadas. ¿Pero cómo puede esta dimensión ayudar en la operación y mantenimiento de un activo construido? En este artículo, abordaremos los grandes beneficios de esta dimensión.

¿Qué es BIM 7D?

BIM 7D se centra en la gestión de la vida útil del edificio y el mantenimiento del activo. Es una herramienta que permite a los gestores de edificios acceder a información detallada y actualizada sobre el estado del edificio, incluyendo los detalles de la construcción, las especificaciones de los materiales, la ubicación de los componentes del edificio y la programación del mantenimiento. BIM 7D facilita la eficiencia operacional, el mantenimiento predictivo, y la planificación estratégica, mejorando así la vida útil del edificio y reduciendo los costos de mantenimiento y operación.

Beneficios de BIM 7D en el mantenimiento de un activo construido

Los beneficios de la adopción de BIM 7D en la operación y mantenimiento de activos construidos son amplios, mejorando no solo los procesos, sino también la calidad y vida útil del activo. Al utilizar BIM 7D, podemos encontrar las siguientes ventajas:

  1. Mejora la comunicación entre las partes interesadas: BIM 7D promueve una comunicación más eficaz y clara entre todos los involucrados en un proyecto, reduciendo confusiones y malentendidos.
  2. Planes de mantenimiento más precisos y completos: Gracias a la información detallada del modelo BIM, los planes de mantenimiento se vuelven más precisos y exhaustivos, permitiendo un mantenimiento más eficiente y menos interrupciones en las operaciones del edificio.
  3. Proporciona información confiable para los contratistas: BIM 7D ofrece a los contratistas información más precisa y detallada sobre el edificio y sus componentes, lo que les permite trabajar de manera más efectiva y eficiente.
  4. Simplifica el proceso de mantenimiento para contratistas y subcontratistas: Al proporcionar información detallada y actualizada sobre el edificio y sus componentes, BIM 7D facilita la identificación y solución de problemas, reduciendo el tiempo y el esfuerzo necesarios para el mantenimiento.
  5. Facilita el análisis coste-beneficio: BIM 7D es invaluable para realizar análisis de coste-beneficio, permitiendo a los gestores tomar decisiones más informadas y rentables.
  6. Maximiza el rendimiento del activo a lo largo de su ciclo de vida: BIM 7D ayuda a prolongar la vida útil del edificio y a mantenerlo en condiciones óptimas, lo que puede mejorar su funcionalidad, eficiencia y valor a largo plazo.

Mejores prácticas en el uso de BIM 7D para la explotación y el mantenimiento

Es fundamental enfatizar que, para aprovechar al máximo los beneficios de BIM 7D, debemos seguir algunas prácticas recomendadas en su implementación y uso. Estas prácticas se han desarrollado y perfeccionado a través de los años gracias a la experiencia y experimentación en numerosos proyectos de construcción y mantenimiento. A continuación, enumeramos algunas de estas prácticas:

  1. Planificación meticulosa y compromiso con la capacitación: La implementación efectiva de BIM 7D demanda una planificación cuidadosa y un compromiso con la formación continua. No se debe subestimar la importancia de la capacitación del personal en el uso de BIM 7D. Es vital asegurarse de que el equipo comprenda cómo utilizar BIM 7D eficientemente y esté dispuesto a adaptarse a los cambios en los procesos de trabajo.
  2. Mantenimiento de la calidad y precisión de los datos: Es esencial garantizar la calidad y precisión de los datos en el modelado BIM mediante la séptima dimensión 7D. Una gestión de datos efectiva es crucial para asegurar que el modelo sea una representación precisa y actualizada del activo. Esto implica realizar auditorías de datos regulares para identificar y corregir cualquier inexactitud.
  3. Uso proactivo y estratégico: BIM 7D debe utilizarse de manera proactiva y estratégica. Esto implica utilizar la herramienta no solo para reaccionar a los problemas a medida que surgen, sino también para anticipar y prevenir problemas futuros. El uso estratégico de BIM 7D puede maximizar la eficiencia de las operaciones y prolongar la vida útil del activo.

Conclusión

La implementación de BIM con referente a su séptima dimensión en la operación y mantenimiento de un activo construido ofrece beneficios significativos, incluyendo la mejora de la comunicación entre las partes interesadas, la creación de planes de mantenimiento más precisos y completos, la provisión de información confiable para los contratistas, la simplificación del proceso de mantenimiento y el análisis de coste-beneficio. Además, BIM 7D maximiza el rendimiento del activo a lo largo de su ciclo de vida. Para aprovechar al máximo estos beneficios, es crucial la planificación meticulosa, el compromiso con la capacitación, el mantenimiento de la calidad y precisión de los datos, el uso proactivo y estratégico de BIM 7D y la combinación del uso de BIM 7D con la experiencia y el juicio humano.

Es importante señalar que la metodología BIM es una tecnología que beneficia a diversos campos tecnológicos. Su aplicación trasciende la operación y mantenimiento de activos construidos, abriendo nuevas posibilidades de eficiencia y precisión en una variedad de sectores.

Revisa nuestras últimas publicaciones

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Implementación BIM en Latinoamérica: Avances 2023 Red GOB Latam

29 de abril del 2024
Actualidad aBIM

Actualidad BIM: Plan BIM España ha entrado en vigor este 1 de abril de 2024

29 de abril del 2024
Post aBIM

BIM: Transformando el sector de las Telecomunicaciones