El drenaje y las estructuras de paso en el Imperio romano

drenaje y estructuras de paso

El desafío que implica para el ingeniero mantener un trazado libre de los efectos adversos del agua es grande. Las obras romanas tienen mucho que decir respecto a este tema, el ingenio con el que superaron los contratiempos y dificultades se plasma en este artículo.

Los romanos ponían especial interés en circular por las zonas mejor saneadas y drenadas de forma natural. En los casos donde el terreno era llano y mal drenado procuraban disponer la carretera sobre altos terraplenes para liberar al paquete estructural del agua.

En otros casos recurrieron a construir siguiendo las líneas de vertientes para evitar así la construcción de obras de drenaje transversal, intentando cruzar los cursos de agua sólo cuando estos habían recibido a todos sus afluentes, de forma que, en un solo cruce se libraba la mayor cantidad de caudal transversal posible.

La ingeniería romana dominaba perfectamente la hidráulica y el arte de construir canales. En casos donde existían cuencas de agua sin salida, terraplenaban en altura con piedra de grueso calibre que cimentaba el terraplén pasando por encima de él, y de la misma forma atravesaban extensas llanuras inundables.

Si se trataba de un trazado a media ladera, se construían cunetas en la parte de aguas arriba para interceptar la escorrentía y conducirla longitudinalmente hasta que en algún punto se pudieran deshacer de ella, que podía ser también una pequeña estructura de paso transversal.

Actualmente, es difícil observar cunetas en tierra ya que han sido eliminadas por la meteorización o sedimentación con el paso del tiempo, sin embrago cuando han sido talladas en roca, permanecen durante siglos.

drenaje

Cuneta entallada en roca durante más de 200 m, Berbegal, Huesca. Vías Romanas. Ingeniería y técnica constructiva – Isaac Moreno Gallo.

En el caso de las pequeñas obras de paso romanas, apenas se conservan, ya que la mayoría ha desaparecido por efecto de la propia hidrodinámica y falta de mantenimiento. El libro señala que sí se ha encontrado algunas muy antiguas que por su aspecto da indicios de mantener la estructura original sin intervenciones posteriores.

Estas pequeñas estructuras de drenaje no eran trabajadas con aspectos monumentales, dada su escasa magnitud, lo que no significaba que carecían de solidez y durabilidad. Prueba de su calidad es la sección cuadrangular perfectamente regular, gracias a la rigurosidad con la que cortaron y dispusieron las losas en el proceso de construcción.

Otra prueba del esfuerzo con el que desarrollaban estas estructuras es que se ha observado la disposición de un lecho de otras piezas planas de pizarra, que permiten formar una solera de protección para evitar socavaciones. Este tipo de obras existen en gran cantidad en Italia, integradas en los largos muros que acompañan a la Vía Flaminea y en otras de las vías más cercanas al corazón del imperio.

drenaje

Pequeña obra de paso cubierta con losas, Vía de la Plata, Casar de Cáceres. Vías Romanas. Ingeniería y técnica constructiva – Isaac Moreno Gallo.

Por otro lado, los puentes romanos también reflejan la solidez de sus obras de ingeniería, y entre los puentes que se ha conocido en Europa, se han podido apreciar de diversos tamaños, para una variedad de cauces y para la conexión de diversas ciudades.

puente

Pont San Martín, Valle de Aosta, Italia. Vías Romanas. Ingeniería y técnica constructiva – Isaac Moreno Gallo.

Se cita en este documento el trabajo investigativo que ha realizado Manuel Durán Fuentes el 2002, “Análisis constructivo de los puentes romanos”, donde entrega algunas interesantes claves para la identificación de los puentes:

  • El 85% de los puentes romanos tienen un ancho superior a los 5 m.
  • La rasante horizontal predomina en un altísimo porcentaje.
  • El almohadillado está presente en casi la totalidad de los puentes.
  • Encaje de precisión entre las caras del dovelaje.
  • Uniformidad en el ancho de dovela y de la rosca.
  • Presencia de agujeros tallados en las piezas para la elevación y puesta en obra.

 

En las carreteras romanas se puede observar una gran diversidad de puentes, lo que hace difícil normalizar su tipología, además de responder a la disponibilidad de materiales en la zona. Si bien los puentes romanos tenían una belleza particular y alguna que otra dificultad de cimentación, la mayor dificultad constructiva de los alzados la encontraron en las arquerías de los acueductos, donde la altura y longitud era de gran envergadura.

La tipología de materiales y la forma de colocación son similares en puentes y acueductos, y se pudo observar que los ingenieros romanos superaban las dificultades con técnicas muy ingeniosas.

Otro tipo de estructura para el paso de los cauces que se ha barajado son los vados, es decir, el franqueo directo mediante el establecimiento de encachados especiales sobre los que circulaba el tránsito de la vía. El documento menciona que no se conoce ninguna excavación arqueológica en España de vados, pero si se ha reportado casos en Francia. Se han visto algunos casos de vados pero que se han considerado sólo una hipótesis, ya que pudo ser producto de que alguien los consideró como tal ante la ausencia de huellas de puente.

 

Comentarios

Sin duda el drenaje de las carreteras romanas es un tema fascinante, la forma en que sortearon las dificultades y la solidez y permanencia de sus obras hidráulicas, son una clase magistral de ingeniería y construcción de infraestructura hidráulica, que permite dar continuidad a cauces existentes para el buen funcionamiento de los caminos.

Entender nuestro pasado y conocer los cimientos de la ingeniería es un aspecto clave para trazar nuestro futuro, como hemos mencionado en otras ocasiones, el BIM no se trata sólo de metodologías y tecnologías, tiene un fuerte fundamento en ingeniería, arquitectura y sistemas constructivos, ya que una buena metodología BIM debe estar enfocada en mejorar los procesos de diseño, construcción y operación para obtener infraestructuras de mejor calidad para la sociedad y a un menor costo.

 

Deja tu comentario